La fatiga de un pueblo sometido

Para llegar a ser un prestigioso periodista no es necesario hacer una buena publicación o escribir en lomarx_engels_lenin_stalins periódicos más destacados del continente. Ser un buen periodista implica algo mucho más trascendente. El principal factor que distingue a un buen periodista de uno mediocre, es su continuidad en el tiempo. En este sentido, Ryszard tiene matrícula de honor. No sólo por su largo historial de trabajos a sus espaldas sino por la vitalidad de sus publicaciones. Es complicado ser recordado una vez se deja de escribir, pues bien, Ryszard es un modelo a seguir para cualquier periodista ambicioso. En el libro, que hoy no aborda, nos ofrece una crónica en forma de cuaderno de bitácora, de su largo paso por el territorio soviético durante más de 15 años. Es importante destacar, que su paso  por este continente, no es ni mucho menos parecido a un viaje emprendido en pleno siglo XXI. El periodista polaco, vivió una situación muy complicada para este país, no sólo por vivir una época de comunismo exaltado, sino por las condiciones sociales a la que estaban sometidos tantos y tantos pueblos.

stalinBajo el nombre del Imperio, yacen años de historia que nunca pasarán al olvido. Y es que el principal objetivo de la Unión Soviética era formar un gran imperio, aplastando a su paso a todo aquel que se opusiera a dicha idea. Convertirse en un territorio potente con el que diferenciarse del resto de continentes, ser la potencia más grandiosa en la faz de la tierra, y convertirse en un territorio madre fue lo que llevó a tantos individuos al borde del abismo y más aún, a la muerte.

Hablar de la Unión Soviética es hablar de tres etapas clave. Primero la lucha del ejército Rojo y su posterior toma del poder. Segundo, la exaltación de un comunismo atroz que atormento a un sin fin de familias debido a su afán por aplicar violentas políticas sociales. Y por último, hablar de la URSS es hablar de declive y decadencia de una superpotencia que parecía intocable.

En su paso por el Imperio, el escritor polaco intenta absorber todo cuanto ve. Además aplica su carácter crítico para ofrecer una visión realista del continente. Con esta visión pretende abrir los ojos a tantos individuos que se mantenían sumidos al imperio con la boca callada.  En su obra detalla minuciosamente las formas de vida de muchos pueblos. La angustia, la fatiga, y las pocas ganas de vivir son los sentimientos que se externalizan en la cara de cientos de rusos.  En las culturas en las que la gente vive con el miedo a la muerte, los enlutados se visten de negro para ahuyentarla y aislarla. Pues bien, los rostros de tantos rusos deslumbraban un tono apagado muy similar al negro.

Si bien, Lenin y Stalin  y muchos otros dirigentes, quisieron hacer de Rusia el territorio más “grande” de todos los tiempos y ser recordados a lo largo de la historia, sólo lo consiguieron de forma cuantitativa. Es decir, por metros cuadrados de superficie y por el número de muertos que cobraron a sus espaldas.

En el imperio el cronista hace referencia a las sensaciones contradictoria a la que nos enfrentamos contra un extranjero: miedo, curiosidad, envidia…sin embargo para los ciudadanos rusos, este miedo y esta envidia era originada por sus propios compatriotas que los sometían día y noche a trabajos forzados.urrs

Vayamos donde vayamos, las gentes de de todos los países se enorgulleces de lo lejos que habían llegado a parar sus antepasados. Sin embargo, cuando hablamos de la expansión de la URSS todo es diferente. Es curioso como el hombre, cuya naturaleza en esencia, es parecida e invariable, en diferentes latitudes geográficas establezca sentimientos tan opuestos.

Situarnos hoy en Moscú, equivale a entrar en un mundo dominado por la palabra después de tantos años de callar, de mordaza y censura. Es verdaderamente curioso como en apenas 50 año se ha dado un vuelco tan radical. Quizás,  la muerte de los dirigentes exaltados fue el origen del renacer de la URSS.

El imperio es un fiel reflejo de la realidad social que se vivió en la Rusia del comunismo atroz, sin embargo, ahora no sólo cada año y cada mes se aportan nuevos materiales e informaciones sobre este tema, sino cada semana y cada día. El que sólo hoy empieza a interesarse por el Imperio, puede no darse cuenta de que el noventa por ciento de los materiales de los que se dispone hace sólo unos años que se pusieron a la luz.

En cuanto a la narración ofrecida por Ryszard podemos extrapolar una impecable descripción de un largo viaje, no sólo en la forma de detallar los sucesos sino a la hora de relacionarlos. Sin embargo, bajo mi punto de vista es un libro ciertamente pesado, que dificulta situarse geográficamente debido al sin fin de territorios por los que pasa. Es un libro denso en el que cuesta recordad lo leído anteriormente. Es verdad que te ayuda a hacerte una visión global de la situación de los pueblos, pero con tanto dato dificulta el recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: